Juan Salvador Gaviota (el extraño regreso)

junio 17, 2007 at 7:21 am 3 comentarios

Juan Salvador Gaviota se aburrió de vivir en el paraiso de la gaviotas.
Estaba harto de realizar los mismos estúpidos ejercicios en busca de la misma estúpida perfección.
Harto de la misma playa on los mismos dos soles, la misma arena y el mismo cielo de aquel extraño color al que nunca pudo averiguarle el nombre.
Pero lo peor de todo , era que en el paraiso de las gaviotas el ya no era aquel viejo mesías. Era una gaviota mas en busca de lo mismo.
Ya no había a quien decirle “inténtalo”… porque todos lo estaban ntentando. Nadie a quien decirle “esfuérzate”, porque todos se estaban esforzando. Nadie a quien decirle…
Juan Salvador caminó con el pico bajo hasta llegar al borde mismo del paraiso de las gaviotas. Miró hacía abajo y observó lo que los distintos animales que poblaban la tierra estaban haciendo en esos momentos. Y una idea genial surgió en su cabeza de pájaro.
Cerró los ojos y se transportó a la velocidad del pensamiento. Cuando volvió a abrirlos, estaba frente a Chiang… la mas vieja y sabia de todas las gaviotas.
– maestro . Dijo Juan Salvador emocionado
– ¿Qué ocurre Juan?
– Maestro, he descubierto unos animales sumamente interesantes, sumamente inteligentes
– ¿Y que quieres Juan?
– Quiero que me des tu bendición, para bajar, unirme a ellos y enseñarles a volar.
Chiang se frotó el pico pensativo y le dijo:
– Muéstrame esos animales tan interesantes Juan
Cerraron ambos los ojos y a la velocidad del pensamiento se transportaron al borde del paraiso de las gaviotas. Juan Salvador Gaviota le mostró entonces a Chiang un grupo de seres humanos
– ¿Son esos Juan los animales de los que me hablabas?
– sí maestro, esos son.
– Mira Juan, esos animales son como dices, sumamente interesantes e inteligentes, pero nadie, ni siquiera tú, podrías enseñarles a volar…
Juan salvador Gaviota insistió, insistió e insistió con tantas ganas, que más por desesperación que por convencimiento, Chiang le dijo:
– Está bien Juan, tienes mi bendición. Baja y únete a los humanos… Después de todo, si alguien puede llegar a enseñarles a volar. Ese sin duda eres tú…
Juan Salvador Gaviota cerró una vez mas los ojos y desapareció tras un extraordinario destello que iluminó toda la playa. Fue lo último que se supo de él….
Muchísimo tiempo después, un día cualquiera, en esa misma playa. Zurcó los aires una blanca y resplandesciente ave que llevaba en su pico una ramita. Al verla todas las gaviotas gritaron sorprendidas:
– Maestro!! la paloma de la paz!
Chiang les dijo que no podía ser la paloma de la paz, porque la paloma de la paz había muerto hacía años ya en un tiroteo. No recordaba ahora si había sido en oriente medio, en Colombia o en una calle Neoyorkina. El caso es que ese pajarraco llevaba tiempo muerto.
Aquella resplandesciente ave de rama en pico se posó en la playa. Y todos pudieron ver que no era la difunta paloma de la paz.
Era juan Salvador Gaviota que volvía, mas hermoso que nunca…y llevando en su pico unas hojas de marihuana.
Juan Salvador se acercó a Chiang, la mas vieja y sabia de todas las gaviotas, dejó a sus pies la maría y le dijo:
– Maestro. Estábamos totalmente equivocados, de todos los animales, los hombres….son los que mejor vuelan!!!

Anuncios

Entry filed under: CUENTOS Y RELATOS.

Aladino (la verdadera historia)

3 comentarios Add your own

  • 1. Oman  |  junio 23, 2008 en 8:53 pm

    Una super obra

  • 2. Oman  |  junio 23, 2008 en 8:59 pm

    Estas en lo cierto, Juan se transporta cambiando sus estados de conciencia, como en una especie de Yoga mental, pero lo hace de manera natural aplicando las leyes que rigen el universo, no lo hace usando agentes externos como drogas o algo parecido, sino controlando su propia energia. Existe tal como desea, esa es su libertad.
    Control del pensamiento, control de su existencia…
    Paradogico, cuando nos han enseñado a que nuestros pensamientos y la realidad no convergen, Juan hace lo contrario encuentra que sus pensamiento y su realidad son una misma cosa…

  • 3. Carlos González  |  diciembre 29, 2009 en 10:37 pm

    Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
           Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón “
           El título del libro es: “Veintitrés maestros, de corazón-un salto cuántico en la enseñanza-” Se plantea un modelo de educación que se basa en descubrir la fuerza interior.
           Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su trabajo va en la misma línea que el mío. Por eso, me atrevo a enviale mi libro en versión digital*. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
                                                                                                        Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar desde mi blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: